¿Se Puede Utilizar Un iPad Como Monitor De Una Raspberry Pi?


Si quieres utilizar la Raspberry Pi necesitarás muchos accesorios para que funcione correctamente. La pantalla es probablemente el accesorio más caro si empiezas desde cero.
Si tienes un iPad en casa, te preguntarás si hay alguna manera de conectar ambos y utilizar el iPad como monitor de tu Raspberry Pi.
Estás en el lugar correcto, hay varias soluciones, ¡y hoy te mostraré la más fácil!

La Raspberry Pi puede conectarse a un iPad para utilizarse como monitor externo. Una solución inalámbrica es utilizar una aplicación como VNC para controlar remotamente la Pi. No se necesita un ordenador, todo se puede configurar desde el iPad.

Al final de este tutorial presentaré otras soluciones. Pero primero, te mostraré cómo usar este método. Puedes hacer casi todo desde el iPad, así que si únicamente tienes una Raspberry Pi y un iPad, puedes tirar hacia esta solución fácilmente.
Si tienes un smartphone o una tableta Android, te recomiendo que consultes esto (en inglés).

Instalación de Raspberry Pi

Empezaré con la instalación de la Raspberry Pi, incluyendo algunos consejos para hacer la mayoría de los pasos desde el iPad.
Obviamente, si tu Raspberry Pi ya está instalada, puedes saltarte esta parte e ir directamente a la conexión con el iPad.

Requisitos previos

Usaremos el Wi-Fi para conectar el iPad y la Raspberry Pi, así que no necesitas nada especial para esta instalación, pero como recordatorio aquí está lo que estoy usando:

  • Una Raspberry Pi 4 4 GB: Cualquier modelo de Raspberry Pi debería estar bien, este es solo el que estoy usando, y es perfecto para darle un uso de escritorio.
  • Una tarjeta SD decente: Estoy utilizando la SanDisk Extreme Pro para un mejor rendimiento, pero no necesitas nada del otro mundo. Simplemente, evita algo demasiado pequeño (mayor de 32 GB).
    Si estás interesado en la comparación de rendimiento, puedes comprobar mi comparativa: siete tarjetas SD populares aquí.
  • La funda Flirc: No es obligatorio en absoluto, pero es lo que estoy usando actualmente (puedes leer mi reseña de la Flirc Case aquí, en inglés)
  • Un iPad: No soy un fanático de Apple, pero para una tableta, sigo prefiriendo el iPad a las alternativas de Android. Y obviamente, necesitas uno porque ese es el objetivo de este tutorial 🙂
    Cualquier modelo estará bien, yo estoy usando este actualmente.

Un ordenador no es obligatorio, pero será útil, especialmente si necesitas preparar una nueva tarjeta SD.
Usaré el iPad directamente para todos los pasos, pero si tienes un ordenador, no dudes en usarlo, debería ser más cómodo.

Instalar Raspberry Pi OS

El primer paso es instalar un sistema operativo en tu Raspberry Pi.
Casi cualquier distribución debería estar bien, ya que usaremos una aplicación popular que puedes instalar en cualquier sistema. Pero para este tutorial, te mostraré cómo hacer esto con Raspberry Pi OS.

¿No hay ordenador?

Si no tienes un ordenador este es el paso más complicado. Como probablemente sabes, generalmente descargamos la imagen de Raspberry Pi y la flasheamos en una tarjeta SD para instalar el sistema. Esto no es posible si no tienes un ordenador.

La primera solución será pedir prestado un ordenador a un amigo del trabajo/escuela y flashear su tarjeta SD siguiendo el procedimiento estándar desde aquí.
Pero tengo otra alternativa para ti si eso no es posible. También puedes utilizar un teléfono Android y crear tu tarjeta SD en él.

Este vídeo le muestra cómo hacerlo:

Con un ordenador

Si tienes un ordenador puedes seguir estos pasos:

  • Descarguas la imagen del Raspberry Pi OS del sitio web oficial
  • Descargas e instalas Balena Etcher
    También puedes usar Raspberry Pi Imager, es lo mismo.
  • Flasheas la tarjeta SD utilizando Etcher
  • Eso es todo 🙂

Si necesitas instrucciones detalladas para hacerlo, puedes consultar mi guía completa aquí sobre cómo instalar Raspberry Pi OS Desktop.

Habilitar SSH

Antes de continuar, configuraremos el sistema para que inicie SSH directamente en el primer arranque. De esta forma podremos acceder a la Raspberry Pi de forma remota y continuar con este tutorial.

  • Inserte de nuevo la tarjeta SD en su ordenador (El grabador lo expulsará automáticamente)
  • Ve a los archivos de la tarjeta SD con tu aplicación de exploración de archivos
    En Windows, deberías tener un nuevo disco, tal vez algo como E:
    Si utilizas un teléfono Android, también puedes explorar los archivos de la tarjeta SD
  • Crea un nuevo archivo llamado “ssh” en la carpeta raíz
    Ten cuidado si estás en Windows, tu sistema no muestra la extensión del archivo por defecto, y no queremos ninguna extensión.
    Tienes que marcar la casilla “File name extensions” en la pestaña “View” para verlo
  • Eso es todo, puedes expulsar con seguridad la tarjeta SD e insertarla en tu Raspberry Pi para arrancar el sistema.
    Este archivo le dirá Raspberry Pi OS que inicie automáticamente SSH en el arranque para que podamos conectar directamente.

Si quieres más detalles sobre esto, o si necesitas usar una conexión Wi-Fi en la Raspberry Pi, puedes consultar este tutorial (en inglés) sobre el tema.

Encuentre la dirección IP de su Raspberry Pi

Después de unos minutos, tu Raspberry Pi debería haber completado su primer arranque. Antes de acceder a ella de forma remota, tenemos que encontrar su dirección IP.

La mayoría de las redes utilizan un servidor DHCP para asignar las direcciones IP, por lo que es posible que recibas una diferente cada vez.
Hay muchas formas de encontrar la dirección IP de la Raspberry Pi, pero hoy intentaremos hacerlo en el iPad.

  • Abre la App Store en tu iPad
  • Busca”iNet” en el motor de búsqueda e instala la aplicación gratuita “iNet – Network scanner”.

    He probado unas cuantas de estas aplicaciones, y aunque esta no está optimizada para el iPad, para mí fue la mejor.
  • Una vez instalado, abre la aplicación e inicia un escaneo de la red
    La aplicación no necesita tu ubicación, así que puedes rechazar la solicitud de permiso.
  • Obtendrás algo así:

    Tengo varias Raspberry Pi en mi red, pero la que me interesa ahora es la 192.168.222.31.
    Busca tu Raspberry Pi en la lista y anota la dirección IP, la necesitarás más adelante.

Configuración de Raspberry Pi OS

Ya casi hemos terminado con la parte del Raspberry Pi OS.
Utilizaremos VNC para conectar el iPad al escritorio de la Raspberry Pi.
Esto le permitirá ver toda la pantalla de la Raspberry Pi desde el iPad y controlarla.

VNC no está habilitado por defecto, y tendremos que establecer la contraseña de acceso antes de utilizarlo.
Configuraremos esto con SSH:

  • Si quieres usar tu iPad para esto, puedes instalar una aplicación SSH como Termius o WebSSH. Estoy usando PiHelper, que es una aplicación dedicada a la Raspberry Pi.
  • Una vez instalado, ábrelo y añade una nueva conexión:

    La contraseña por defecto para “pi” es “raspberry”.
  • Deberías ver tu Raspberry Pi en la lista, con bonitos gráficos que muestran el uso de la CPU, la memoria y el disco:
  • Haz clic en él para ver más detalles y, a continuación, pulse el botón “Term” en la parte superior de la pantalla para acceder a SSH.
  • Desde ahí, instala TightVNC con:
    sudo apt install tightvncserver
    Eliminará el servidor VNC por defecto e instalará este.
  • Una vez que haya terminado, haz esto para establecer la contraseña:
    tightvncserver
    Elije una contraseña e introdúzcala dos veces

Ahora, la Raspberry Pi está lista para ser utilizada, sólo tenemos que instalar VNC en el iPad.
Obviamente, puedes hacer lo mismo en tu ordenador utilizando “Putty” o cualquier otro cliente SSH.

¡Hola!
Inscríbete para recibir mis últimos tutoriales cada semana.

Utiliza tu iPad como monitor de Raspberry Pi

Instalar la aplicación en el iPad

Ahora que todo está listo en la Raspberry Pi, el último paso es instalar la aplicación VNC Viewer en el iPad:

  • De nuevo en la App Store, busca VNC en el buscador
  • Instala “VNC Viewer – Remote desktop”
  • Ábrela y añade una nueva conexión haciendo clic en el símbolo “+” en la parte superior derecha de la pantalla:

    No olvides añadir el puerto después de la dirección IP. Debería ser :1 por defecto, o puedes comprobar lo que muestra el comando “tightvncserver”.
    No es necesario iniciar sesión para utilizar VNC.
  • Haz clic en el icono para iniciar la conexión
  • Acepta la advertencia de conexión no cifrada haciendo clic en “Connect”
  • Introduce la contraseña
    Puedes guardarla para próximas ocasiones
  • Deberías ver la pantalla del escritorio de la Raspberry Pi en tu iPad

Es posible que tengas que ajustar el zoom (con dos dedos) si la pantalla no se ajusta perfectamente (la mía estaba demasiado ampliada en la primera conexión).
Si funciona bastante bien, y la calidad de la pantalla es buena, puedes hacer casi cualquier cosa con ella. Puede que el control del ratón no sea algo natural, puede que necesites unos minutos para manejarlo correctamente.

Puedes mover el menú VNC donde quieras. Por defecto, está en la esquina superior izquierda, exactamente en el menú principal de la Raspberry Pi, así que no es la mejor ubicación. Tócalo y mantenlo pulsado para moverlo a otro lugar.

Teclado virtual en pantalla

Si realmente quieres usar tu iPad como monitor, necesitarás un teclado (en inglés). Hay dos maneras de hacerlo.

La primera forma es utilizar el teclado VNC, al que puedes acceder en el menú “…” que hemos movido anteriormente.
Es la forma más natural de hacerlo, ya que utilizará el teclado de tu iPad y añadirá algunas otras funciones (como los atajos de teclado que puedes ver en la parte superior).

Funciona bastante bien, pero ocupa demasiado espacio en la pantalla, y la pantalla de la Raspberry Pi no se redimensiona automáticamente para ajustarse a la primera mitad de la pantalla del iPad, así que es útil, pero no perfecto.

También puedes utilizar un teclado virtual, directamente en el Raspberry Pi OS (puedes consultar este post para saber cómo instalarlo).
Esta interfaz será ligeramente mejor, pero el ratón VNC dificulta su uso.

Mis pensamientos sobre esta solución

Como ya habrás entendido al leer los pasos anteriores, usar un iPad es una buena solución temporal si estás de viaje y sólo tienes tu iPad y tu Raspberry Pi.
Puedes usar esta solución para hacer algo rápido en tu Pi (quizás guardar tus fotos y subirlas a algún lugar en la nube), pero es una buena solución para un uso diario.

La aplicación PiHelper es excelente si necesitas algo para controlar la Raspberry Pi y escribir algunos comandos.
La aplicación VNC se puede utilizar para configurar la Raspberry Pi al principio de un proyecto si no necesita la pantalla más después, pero no para un uso de escritorio diario, como ya he comentado antes.

Otras soluciones

Si buscas algo mejor, aquí tienes otras soluciones que puedes probar para mejorar el monitor de tu Raspberry Pi sin gastar demasiado dinero (la mayoría son casi gratuitas).

iPad Pro

Si tienes un iPad Pro, puedes intentar la misma solución, pero hay una forma mejor. El iPad Pro viene con un puerto USB-C que puedes conectar a tu Raspberry Pi para alimentarla Y controlarla sin conexión de red.

Por lo tanto, es un poco más fácil, ya que no necesita una red Wi-Fi para utilizar VNC y controlar su Raspberry Pi, pero no es revolucionario.
No tengo un iPad Pro para probar esto, pero no creo que la conexión USB-C ayude a solucionar muchos de nuestros problemas.

Una solución bastante buena será utilizar el Magic Keyboard con él. El problema del teclado se solucionará (pero no el del ratón). Para el uso en la oficina o para la configuración, el Magic Keyboard debería ser suficiente.

Pantalla de Raspberry Pi

La mejor manera de controlar una Raspberry Pi es utilizar una pantalla táctil hecha para ella, en lugar de usar un iPad.
Como ya sabéis, uso el SunFounder de 7″ con pantalla táctil desde hace unos meses, y me encanta (puedes leer mi reseña aquí, en inglés).
Es un poco pequeña para usarla en el escritorio, pero está a años luz de usar un iPad.

Tablet Android

No es realmente una alternativa, pero si no tienes un iPad, puedes usar tu tableta (o teléfono) Android y hacer lo mismo.

VNC está disponible en el Play Store.
Lo he probado y he tenido el mismo problema con el ratón. Así que ni mejor ni peor.

Alternativas a VNC

Otra estrategia puede ser sustituir la aplicación VNC por otra.
En Windows, RDP, NoMachine y TeamViewer ason buenas alternativas a VNC, y que también estan disponibles en iPad/Android.

Lo intenté con RDP, pero tuve los mismos problemas que con VNC.
El único que funciona como esperaba es NoMachine. Realmente hace clic en la Raspberry Pi y no donde está el cursor. El ratón se fija con NoMachine, y realmente se puede utilizar el teclado virtual, por lo que es bastante mejor.

Yo diría que VNC es la solución más rápida para que funcione casi inmediatamente después de la instalación, si no necesitas un monitor todo el tiempo. Pero NoMachine es probablemente la mejor solución en general si quieres una comodidad decente y un uso regular del escritorio.

Si quieres probarlo, puedes echarle un vistazo a mi tutorial, para saber cómo instalarlo en tu Raspberry Pi. Todo se puede hacer a través de SSH, así que puedes seguir haciendolo con tu iPad.
También hice un video sobre esta opción, lo puedes encontrar en mi canal de YouTube:

No dudes en dejar un comentario abajo si tienes alguna pregunta o sugerencia para mejorar esto.

Patrick FROMAGET

Hola, soy Patrick. Soy administrador de sistemas Linux, y me apasiona la Raspberry Pi y todos los proyectos sobre este tema. He creado este sitio para compartir con ustedes lo que he aprendido al respecto.

Últimos artículos